Su relación con las motos fue un amor a primera vista cuando apenas era un niño. A sus tres años Esteban Vélez le pidió al niño dios una moto con la ilusión de que ignorara que aún no tenía un pase de conducción, y, aunque sus padres le trajeron una bicicleta, desde entonces ya tenía claro que no podría imaginar su vida sin ella. Actualmente, a sus 27 años, este motociclista experimentado es el fundador de la empresa Road Adventures que nació en 2012 con el deseo de compartir con la gente recorridos en moto por exóticos paisajes Colombianos. En sus aventuras, Esteban siempre está acompañado por los relojes  G-SHOCK, un vicio que inició a los 4 años cuando su abuelo, quien era fanático de la gama Pro Treck y siempre le acolitó lo que él llama su “enfermedad” por las motos, le regaló su primer reloj marca Casio”.

Su filosofía es simple: disfrutar de la vida al límite. Esteban está convencido de que los viajes por tierra permiten descubrir desde adentro la cultura y los lugares, pues como afirma: “en moto conoces los sitios escondidos, la verdad sobre las personas, paras donde quieras, hablas con la gente, con los viejos de cada pueblo y entiendes el porqué de muchas cosas; es la mejor manera de gozar al máximo cada instante y  el viaje en sí mismo”. Por ello, este joven casado y padre de dos niñas, recuerda una frase que siempre da vueltas en su cabeza al rodar por Colombia: “viajar en carro es ver una película, pero viajar en moto es ser protagonista de esa película”.

 

jg-0009.jpg

 

Y es que para este motero, quien ama la comida casera por encima de todas, Colombia tiene rutas que igualan los codiciados cambios de altura del Paso Stevio, que es el recorrido de montaña pavimentado de mayor elevación de los Alpes orientales en Italia, pues “tenemos un país lleno de contrastes, de paisajes brutales y experiencias mágicas, rutas en las cuales en menos de 40Km se pueden recorrer todos los pisos térmicos”. Y es que como explica, año tras año, Road Adventures realiza entre el primer y el segundo puente de noviembre un tour acuñado como "Colombia Mágica" dados los paisajes que se pueden apreciar: “9 días en moto en los que pasamos por desiertos, nevados, páramos, montañas llenas de café, pueblos perdidos en los mapas y, finalmente, antes de regresar a casa descansamos a la orilla del mar”. Aventura, en la que nunca falla su incondicional reloj Casio G-Shock del cual es embajador, pues como explica: “es una línea que aguanta el uso y el abuso”.

Así, cuando Esteban no está rodando en la moto, su mejor plan es compartir con sus hijas al máximo: desarmar la moto con ellas, enseñarles y lavarla juntos después de un tour, pues, si bien su familia lo apoya incondicionalmente, acepta que no es fácil estar fuera de casa tanto tiempo. Y aunque sin duda viajar en moto demanda un gran esfuerzo físico del piloto y abundan temores en la carretera, Esteban resalta “la exigencia mental que se pone a prueba cada que te montas en la motocicleta, para compartir tiempo contigo mismo, encontrarte y conocer tus límites, porque si tienes claro esto, haces las cosas bien y eres prudente, los peligros pasan a un segundo plano y el espacio que ocupa el miedo lo llenas con alegría”.

 

jg-0030.jpg

 

¿Que qué se necesita para hacer un tour con Road Adventures? Simplemente ganas. Como lo explica Esteban,  la empresa te enseña a usar la moto propia o alquilada, conocer al máximo la máquina y ante todo, a respetar tus límites. Incluso, asevera que “muchos extranjeros que llegan a Colombia entienden que la mejor forma de recorrerlo es en moto”. Por su experiencia, recomienda a los moteros próximos a un viaje largo aprovisionarse con lo básico: el equipo de protección, un sistema de hidratación, antisolar, snacks, herramientas, implementos de aseo, prendas funcionales -ojalá con tela de secado rápido- y esencialmente, un reloj con funciones además de horarias de georreferenciación como los Casio. Esteban, cuya película favorita Public Enemies curiosamente no tiene motos, cuenta que el modelo G-Shock con el que más se identifica es el GW-9400 pues se ajusta por completo a su estilo: “un reloj que tiene triple sensor, es decir, barómetro, termómetro, altímetro y brújula digital, que además cuenta con una función muy útil para mí que es la hora de salida y la hora en la que se oculta el sol”.

 

jg-0034.jpg

 

Road Adventures nació justo después de que Esteban regresó de un viaje por Inglaterra, cuando al finalizar un recorrido personal a través de una ruta desafiante, arribó a un paisaje increíble donde tuvo un momento de catarsis en el cual decidió que ese tipo de experiencias merecían ser compartidas y multiplicadas con todo el mundo. Entonces, fue cuando notó que la comunidad de motociclistas en Colombia había mutado y entendió que su hobbie, efectivamente podía convertirse en un estilo de vida sustentable, en medio de un panorama donde resultaba extraño ver a moteros hacer recorridos por grandes potreros o elegir rutas tradicionalmente usadas por motos Enduro. Y efectivamente, lo consiguió. Así, después de cinco años de creación, su negocio va escalando viento en popa de la mano de los relojes Casio que ya desde niño tomaba prestados a escondidas de su abuelo y de la línea G-Shock en particular, pues, tal como él reconoce: “definitivamente está pensada para personas con un estilo de vida activo que no se preocupan tanto por cuidar de su reloj y en su lugar, sólo piensan en disfrutar”.

 

 

jg-0055.jpg