Una larga línea de modelos legendarios han construido toda una historia alrededor de la línea G-SHOCK, pero, inspirada en el patrón nie (estructura de cristal en la superficie caracterizada por un patrón granular), particular de las espadas japonesas, llega la serie MR-G que se sitúa en el pináculo de la línea y que representa la alta maestría artesanal nipona. La serie MR-G incorpora una tecnología avanzada y un increíble y elegante trabajo en metal para conseguir lo último en dureza, sin descuidar los más finos detalles;  un símbolo de estatus para la gente de negocios y un reloj perfecto para los aventureros que se enfrentan a cualquier desafío.

Elaborado bajo una de las técnicas más especiales de nuestros artesanos expertos y haciendo uso de materiales como el titanio, el MR-G logra una presencia majestuosa y  se convierte en uno de los relojes más resistentes del mundo. Para que esto sea posible, el titanio utilizado en la carcasa y la banda, debe calentarse en una mezcla de oxígeno y nitrógeno gas que crean una capa dura de 20-30 μm (micrómetro) sobre la superficie externa del material, un verdadero desafío que ha sido asombrosamente superado; y que a diferencia de una película, hace que el MR-G en sí mismo sea más difícil de destruir que el titanio puro, convirtiéndolo de este modo en un reloj casi indestructible ante cualquier golpe; pues como ya lo sabemos, cada vez que G-SHOCK alcanza un nuevo avance técnico, mejora la dureza general de sus relojes.

En esta búsqueda no solo por lograr mejor resistencia, sino también, mayor elegancia; las guardias de los botones que solían salir de las esquinas del reloj fueron eliminadas, dando lugar a la integración de la corona, los botones y las partes que protegen el mismo con el objetivo principal de mantener su resistencia a los golpes y a su vez lograr la miniaturización del estuche.

Asimismo, el MR-G cuenta con un módulo rodeado de elementos de alphaGEL (estera de silicona flexible) que funciona como amortiguador, permitiendo que el reloj no solo sea resistente a grandes impactos, sino también a vibraciones externas.

Otro de sus increíbles componentes es su cristal de zafiro altamente resistente a rasguños, que cuenta con la aplicación de un recubrimiento no reflectante que produce un grado aún mayor de claridad; incluso en espacios de luz solar, el tiempo puede leerse sin que la reflexión llegue a ser una preocupación. Cuenta, además, con un increíble sistema de energía solar, en el que el suministro de energía del reloj se lleva a cabo mediante células solares independientes y respetuosas con el medio ambiente, mientras que la energía solar sobrante se almacena en una batería.

 El MR-G cuenta con muchas más características como pantalla de neón, cronómetro, temporizador, tecnología Smart Access, alarma, ajuste automático de las manecillas, calendario automático, entre otras. Pero, si vamos a lo realmente importante, ¿qué tan preciso puede ser realmente un reloj? El sistema GPS HYBRID Wave Ceptor es la respuesta. Gracias a este, el reloj indica siempre y en cualquier lugar del mundo la hora GPS exacta; y con ayuda de la recepción de señales de radiofrecuencia, ya sea en Europa, Norteamérica, Japón o Canadá, Centroamérica y China, una vez configurado según la zona horaria en la que se encuentre, recibe la señal de radio frecuencia correspondiente para mostrar siempre la hora correcta. No importa en qué lugar del planeta que se encuentre, el MR-G es el ejemplo perfecto de precisión sin precedentes.

 Encuentra la increíble serie MR-G en la G-Factory Premium del Parque Comercial el Tesoro, en la ciudad de Medellín.