Toda aventura requiere un compañero en quien confiar y que esté equipado y preparado para dominar cualquier terreno. PROTREK se caracteriza por ser uno de los modelos más versátiles y con la más alta tecnología para entusiastas del deporte al aire libre.

Pero para que nuestro fiel compañero nos dure toda la vida, nos ayude a superar todos nuestros límites y nos indique siempre el camino correcto; necesita un buen cuidado y mantenimiento. Por eso es importante que a diario limpiemos y sequemos la correa con un paño seco después de usarlo, al igual que los botones y la zona de la corona; así evitaremos que se acumule la suciedad con el paso del tiempo.Periódicamente es recomendable que tengamos en cuenta lo siguiente ya sea que nuestro PROTREK sea un PRG-300-1A4DR o llegue a ser un PRW-6100FC-1DR (todos merecen el mismo cuidado):

  • Cada semana o después de usarlo, limpiar el cristal con un paño suave y un agente limpiador como los que usamos para limpiar nuestros lentes o gafas de sol.

  • Cada 6 meses, es recomendable cambiar de correa, sea de cuero o tela, si se usa diariamente.

  • Cada año, limpiar la pulsera con agua y jabón, o quizás antes, dependiendo del uso. Antes de realizar esta limpieza es necesario desarmarla de la caja y luego engrasarla con los productos correctos y no con aceites caseros pues oxidaría las piezas.

  • Cada 6 meses o 1 año limpiar con agua y jabón las correas de resina. Al igual que en el paso anterior, extraerlas antes de la caja y secarlas muy bien.

  • Cada 3 años, revisar la estanqueidad, engrasar la junta o si es necesario, cambiar la misma.

  • Cambiar la pila una vez deje de funcionar; dejarla dentro del reloj puede degradarla y afectar los componentes y funcionamiento del reloj.

  • Si vamos a dejar de usar nuestro PROTREK por un periodo de tiempo, es necesario quitarle la pila y guardarlo sin ella, ya que la oxidación de los componente de la batería puede afectar las demás partes del reloj.

Adicionalmente, es necesario que tengamos los siguientes cuidados con la correa y la caja. La limpieza de la correa  es algo muy básico ya que de ello no depende el funcionamiento del resto de las partes del reloj, pero es fundamental mantenerla en las mejores condiciones, para ello puedes seguir estas recomendaciones según el material de la tuya:

Correa de acero: para limpiar una correa de acero, o metal en general, hay que hacerlo con abundante agua y jabón, y secarla muy bien pero nunca al sol ya que puede oxidarse. Una vez lavada y seca, debemos utilizar un aceite de baja densidad para engrasarla, nunca usar los habituales que usamos en casa, ni mucho menos 3 en 1, ni aceites en spray ya que engrasaríamos todo el reloj y podríamos afectar otros componentes.

Correa de resina: para este tipo de correa que podemos encontrar en el PRW-3500-1AR,es recomendable desmontar la correa y limpiar con agua y jabón, además de secar extremadamente bien, ya que si queda húmeda se puede acartonar y empezar a rajar. Si esto llega a pasar, una buena opción es sumergir la correa en aceite de silicona para que recupere su elasticidad durante dos semana y lavar nuevamente.

Correa de cuero: estas son las más delicadas en cuanto a su mantenimiento, un ejemplo de ella es con la que está equipado el PRG-250B-3DR. Para su limpieza debemos utilizar un paño suave y un limpiador especial para pieles, o en su defecto, alguna crema hidratante específica.

En cuanto al cuidado de la caja, la limpieza interna de tu reloj debe realizarse con mucho cuidado y preferiblemente llevarlo a un especialista ya que se manipularán piezas muy delicadas y podremos romper el reloj si no sabemos lo que hacemos. Si confiamos en nuestros conocimientos y creemos que estos son suficientes, podemos realizar esta limpieza nosotros mismos con ayuda de isopropanol, un producto fácil de conseguir y poco corrosivo con respecto a otros de la misma categoría (hay que tener mucho cuidado de no tocar parte de caucho ni goma).

Ahora que sabes cómo cuidarlos, solo nos queda hacerte unas cuantas preguntas: ¿Montaña o valle? ¿Bosque o prado? ¿Río o lago? Eso lo decides tú, nosotros estamos listos. ¡Es hora de disfrutar de la naturaleza!