G-SHOCK innova en sus diseños con el nuevo modelo GA-2000, su estructura en carbono desafía la noción convencional de resistencia, destacándose además por su ligereza y diseño.

El carbono, protagonista de este modelo, permite que G-SHOCK continúe a la vanguardia en resistencia, gracias a seis características que lo convierten en el tercer material, después de la resina y el metal:

  1. Dureza
  2. Fuerza
  3. Peso
  4. Resistencia térmica
  5. Duración
  6. Resistencia a deformaciones

Además de la estructura de Carbon Core Guard, que lleva la resistencia a un nuevo nivel (siete veces superior que el hierro), en este diseño se destaca la carcasa fabricada con una resina fina mezclada con fibra de carbono, a fin de que sea ligera y ofrezca una resistencia superior a la que brinda la resina por sí sola. Este material protege el módulo interno de deformaciones y daños producidos por golpes. La cubierta posterior doble protege la superficie trasera de impactos.

Un diseño de vanguardia trajo consigo además una mejora en la resistencia para la estructura de los botones, lo que elimina la necesidad de contar con protecciones externas. En la esfera del reloj, se encuentra un puntero del disco e indicadores de hora elevados para brindar un diseño de atrevido y original.

Con esta nueva línea, G-SHOCK no solo pensó en funcionalidad y diseño resistente, sino también en estilo. Con correas intercambiables, la marca le da un toque urbano y de color, con bandas en tonos neón que vienen en rojo, azul y amarillo, rindiendo homenaje a la moda de los 90 que se encuentra actualmente en tendencia, convirtiéndolo así en el accesorio ideal para complementar esa moda urbana.